Mario Conde. El encantador de serpientes que me desencantó.

Ya lo tenemos aquí, de nuevo. Ya se anunció hace poco menos de un mes, y hoy de nuevo se anuncia, esta vez con dimensión nacional, la aparición de un nuevo partido político: Sociedad Civil y Democracia. Hay más de mil partidos políticos en España, lo que hace distinto a éste de todos los demás, principalmente, es su líder: Mario Conde Conde.
En realidad el partido está constituido desde junio de 2011, pero luego hablaremos de esto. La aparición de una nueva alternativa política no tendría por qué constituir una mala noticia, habida cuenta del anquilosamiento y escasa valoración de nuestra clase política. Sin embargo, al menos por mi parte, no puedo recibir con entusiasmo esta noticia.

En el año 93 yo tenía 10 años, no tenía ni idea de quien era Mario Conde y vagamente recuerdo haber oído en mi casa que aquello que había ocurrido con Banesto había sido un escándalo. Durante mi etapa de estudiante no recuerdo que el caso de Mario Conde despertara interés alguno en mí. En la facultad de Derecho nunca fue mencionado el caso Banesto ni el caso Argentia Trust, otros como el de Rumasa o el caso GAL si que fueron traídos a colación en alguna clase. De manera que hasta hace pocos años el interés que Mario Conde había despertado en mi persona había sido prácticamente nulo.
El primero en hablarme de un “tío” que decía cosas que nadie decía fue un compañero de oposición que se había hecho con el libro “Memorias de un preso”. Me comentó que le estaba gustando mucho y que me lo tenía que dejar. Finalmente no me lo prestó, pero después de aquella conversación vi un día a Mario Conde en una tertulia televisiva (no hace falta que diga cual) y escuché lo que decía. Tenía un discurso convincente. Hablaba de los problemas de España, su análisis era frío y, a mi juicio, bastante acertado. Proponía soluciones sencillas y pragmáticas. Hablaba con una claridad que pocas veces traslucía en cualquiera de nuestros políticos habituales. Como no conocía su pasado escuchaba sin prejuicio alguno, no miraba quién lo decía sino qué decía, y lo que decía me gustaba. Era una persona que sabía de lo que hablaba, o eso me parecía.
Cuando oyes con atención lo que dice Mario Conde puedes o seguir entusiasmándote o aburrirte. A mi me pasó esto último, así que dejé de verle en televisión. Era seguidor suyo en twitter y con eso y con sus escritos tenía suficiente. Seguía considerando que sus ideas eran acertadas y que decía cosas que nadie decía.

Fue allá por la primavera de 2011 cuando presentó una iniciativa más que interesante. El movimiento del 15-M había captado mi atención y parecía una iniciativa acertada para dar un toque de atención a la clase política. Cuando los acampados en la plaza de sol no se fueron el día de la jornada de reflexión perdí todo el interés en ese movimiento. Pero lo que había sido calificado por algunos medios como el movimiento de los indignados de la derecha si que lo despertó. Básicamente las reivindicaciones eran similares, pero con una diferencia, Sociedad Civil y Democracia estaba estructurada, era una sociedad, no era un movimiento líquido como el 15-M.
Aparecía en España un movimiento cívico estructurado y que si ganaba fuerza podía convertirse en un mecanismo a través del que parte de la sociedad podía presentar sus reivindicaciones al gobierno y a los políticos. Era una alternativa al poder de los partidos políticos, un poder social organizado. Por diferentes razones me parecía una buena idea.
El primer (y único) Congreso de la Sociedad Civil se celebró en septiembre de 2011. Fecha alejada de cualquier cita electoral y por lo tanto a priori no me pareció que sus intenciones fueran electoralistas. Daban la oportunidad de consultar las diversas ponencias antes del Congreso y enviar las enmiendas que a cada cual le parecieran oportunas. Participé activamente en aquel Congreso, envié mi ponencia, que versaba sobre los mecanismos para democratizar los partidos políticos, y el ponente la asumió. No acudí, pero lo seguí en lo que pude. Del Congreso se extrajeron una serie de conclusiones y éstas fueron presentadas al Congreso. Era obvio que esto tenía más de simbólico que de verdadera pretensión, apenas habían acudido mil personas a aquél Congreso, pero era un primer paso. Yo creía que aquello iba en la dirección correcta.

Durante ese año en más de una ocasión planteé a mis amistades la posibilidad de apoyar ese nuevo movimiento, me parece que quejarse es lícito, y la consecuencia natural de la queja es la actuación para eliminar la causa de la misma. Como no era partidario de movimientos antisistema y muchos amigos míos tampoco les planteaba esta iniciativa. Muchos tenían reticencias, pues la imagen de Mario Conde es la que es, por mucho que algunos traten de cambiarla. Yo era uno de aquellos que se tragó la historia de que era una víctima del sistema y planteaba esa historia a los reticentes. Como nunca conseguí hacerles cambiar de opinión me pregunté a mí mismo ¿no serás tú el que estás equivocado?
Para averiguarlo me dirigí al único lugar que podía darme la respuesta a mi pregunta. La sentencia del caso Banesto. Había leído que el caso Argentia Trust si que realmente había quedado en prácticamente nada por lo que no me molesté en investigarlo. Me centré en el gordo, en el caso que motivó que el Tribunal Supremo le condenara a 20 años de prisión. Más de 400 folios de sentencia echan a uno para atrás, pero con leer los primeros folios se descubren varias cosas. He leído la sentencia en su totalidad, al que se anime le recomiendo mucha paciencia.
La primera cosa quye descubrí es que Mario Conde no fue condenado únicamente por el caso Banesto o el caso Argentia Trust, hay más, para no reproducir aquí todos me limitaré a referir el que más llamó mi atención, el caso Cementeras. En los antecedentes de hecho se relata los tejemanejes de Mario Conde y Arturo Romaní y su testaferro Ignacio Martínez Echevarría. Os remito a la sentencia y a que leáis el capítulo II de los antecedentes (el que va justo detrás del de Retirada de caja de 300 millones). Si Mario Conde pretende que me crea que el “sistema” urdió toda la trama de la operación cementeras para condenarle cuatros años a prisión por el delito que por esa operación se le imputa entonces es que me cree mucho más ingenuo de lo que soy. A partir de la lectura de la sentencia descarté como único motivo de su entrada en prisión la conspiración de la que tanto habla.

Otra cuestión interesante, habida cuenta de la encendida defensa que hace Mario Conde de su inocencia es la de su victimismo. Es curioso que de todos los condenados por el caso Banesto únicamente él sea inocente. ¿O son todos inocentes? ¿Si son todos inocentes por qué Mario Conde sólo proclama su inocencia? ¿O no la proclama? Yo ya me pierdo con este hombre. Imagino que, según su argumento, todos los que fueron condenados con él también eran una amenaza para el sistema y por eso los encarcelaron a todos juntos. A mí, sinceramente, esto no me cuadra. Pero como no quiero centrar todo mi post en el pasado de Mario Conde vamos a dejar las cosas en un punto determinado. Vamos a dar por sentado que Mario Conde fue condenado, al menos en parte, por delitos que si cometió, y que después de 15 años en prisión ya ha pagado su pena. Eso supone reconocer que delinquió, algo que él nunca ha reconocido abiertamente y dudo que su orgullo se lo vaya a permitir algún día, pero vamos a dejarlo aquí.

Siguiendo con Sociedad Civil y Democracia volvamos al punto donde lo dejamos. Después del primer Congreso y de haber presentado las propuestas al Congreso de los Diputados el giro que da Mario Conde y Sociedad Civil y Democracia, al menos para los incautos como yo, es sorprendente. Lo que pretendía ser un movimiento cívico de presión muta y se convierte en partido político. Los tuits y los textos de Mario Conde van dejando de ser neutros en cuanto a pretensiones políticas para ir tomando un tono populista que a día de hoy acojona. Y resulta que todo aquello que condenaba Mario Conde en sus arengas y discursos ahora es válido porque va a estar comandado por él mismo, porque es una persona mayor que no tiene nada que perder y mucho que ofrecer, porque él no se va a convertir en lo que son los demás, porque aunque el entre en política no va a ser un político. Aberrante. Pero más aberrante fue la tomadura de pelo que supuso el I Congreso de SCyD. A toro pasado está clarísimo que todo era una estrategia. El partido se inscribió en el Registro de partidos políticos el 20 de junio de 2011, y el Congreso se celebró en septiembre. Ya sabían lo que iban a hacer.
Para darle tinte democrático se plantea una asamblea constituyente el 6 de octubre. Yo ya con la mosca detrás de la oreja (más bien el moscón) y poco interesado en participar, habida cuenta de que me sentía estafado, me propuse saber la verdad de las cosas. Así que seguía con atención lo que decía Mario Conde y su entorno. Si alguien destaca de su entorno por encima de los demás ese es Daniel Movilla, el presidente, hasta ayer, de SCyD. En su burda pretensión de dar aspecto democrático a la constitución de un partido que ya existía Mario Conde se hacía el sueco cuando le preguntaban por su intención de dar el salto a la política y Daniel Movilla manifestaba que tenían la esperanza de que Mario Conde les acompañara y capitaneara en su andadura política. La pantomima, como los que quieran leer sin prejuicios verán, era de órdago.

Cuando leí el orden del día de la Asamblea Constituyente de SCyD, y que iba a durar tan sólo medio día no daba crédito, un partido sólido que se iba a sentar en una asamblea constituyente de cuatro horas es una broma de muy mal gusto. De hecho me sorprendió tanto que me dirigí al señor Movilla y le pregunté vía twitter si pensaba que nos podían tomar el pelo de esa forma a los que habíamos formado parte, de un modo u otro, de aquello. Su respuesta después de un tuit bastante mal educado fue el bloqueo, además de ser bloqueado por todas las cuentas de Sociedad Civil y Democracia en twitter (eso es talante). Como también tenía acceso vía Facebook a SCyD planteé mis dudas por ese canal y al tener eco mis cuestiones el señor Movilla se disculpó conmigo y dijo que me desbloquearía (aún estoy esperando), y redactó una nota aclaratoria en la que sólo me dio más motivos para ver que aquello ya era una causa perdida. En la nota ponía de manifiesto que las candidaturas a la ejecutiva serían de una lista CERRADA de 11 personas que debían comulgar con las ideas del partido y lo típico que se pone para blindar la dirección de un partido. Si alguien ha visto a Mario Conde hablar de las listas cerradas entenderá porque para mí todo esto pasó a ser una causa perdida.
De manera que después de tener contacto directo con él y ver la torpeza de este hombre me decidí a mandarle un correo electrónico al señor Conde, en él le puse de manifiesto lo torpe que estaba siendo y que si quería lograr más apoyos o una de dos o que lo hiciera a pecho descubierto o que fuera menos evidente la pantomima que estaba montando. Como era de esperar no obtuve respuesta.
Lo que si es cierto, por lo que parece (yo ya desconecté hasta el día de hoy que quería contaros todo esto), es que finalmente ayer no se votaron listas cerradas. Hoy leo en la web del partido lo siguiente: “El presidente es elegido de manera directa con el voto de todos los afiliados, el Consejo de Dirección y el Comité de Garantías mediante listas abiertas.” Algo que se contradice con lo que Movilla escribía en su nota aclaratoria de 24 de julio. Atención a la justificación “El presidente forma su equipo y destituye a sus miembros según su criterio. Difícilmente es compatible este modelo con un sistema de listas (abiertas, cerradas o semibloqueadas) en las cuales, los miembros del “gobierno” se le “impondrían” al Presidente.”
Es curioso. En la web pone que las afiliaciones al partido de Mario Conde (así lo dejaba caer el propio Conde en una entrevista) se podrán cumplimentar a partir del día seis, y va y en el mismo día se elige al Presidente. Es de admirar la eficiencia en el procesamiento de las nuevas afiliaciones al partido, puesto que en el mismo día es de suponer que se afiliaron 1500 personas y después eligieron a su presidente. Dudo mucho que esto fuera así. A fin de cuentas lo de ayer fue el acto final de una pantomima a la que Mario Conde y su entorno cercano han conseguido embarcar a casi dos mil personas.

Podríamos también hablar de la congruencia de la decisión de Mario Conde de presentarse a las elecciones gallegas habida cuenta de su conocida postura en relación al estado autonómico. O la credibilidad que le pudo restar a su “improvisado” proyecto el adelanto electoral en Galicia. Las cosas se pueden hacer bien o mal. Mario Conde, en todo este asunto, las está haciendo fatal.
Pero ¿qué ocurre? ¿Sólo advertimos esto algunos pocos? Pues parece que sí, y la explicación es bien sencilla. Grosso modo podemos distinguir diversos grupos de personas: Hay un grupo de personas que tras el caso Banesto y su encarcelación creen con fe ciega todo lo que los medios de comunicación escribieron sobre Conde y su poder. Esos ni se molestan en prestar sus oídos a lo que tenga que decir Mario Conde.
Hay otro grupo de personas que opina que Mario Conde robó, defraudó y mintió y que nunca lo dejará de hacer. Estos tampoco le escuchan.
Otro grupo de personas ha leído sus libros, le ha escuchado por televisión, le agradaba y le continúa agradando Mario Conde. Esos prestaron sus oídos y como las serpientes que siguen el sonido de la flauta se dejaron encantar. Se dejaron encantar por un sonido que era novedoso y atractivo. No son demasiados pero ahí están. Son los que con una seguridad pasmosa repiten lo que Mario Conde ha escrito en sus libros sobre la conspiración que Aznar y González urdieron contra él. Los que dan por sentado que es una víctima del sistema y que él es el único capaz de desmontarlo.
Y por último podríamos hacer referencia al grupo en el que se encuentra un servidor. El grupo de los que atraídos por el sonido de la flauta se acercaron, creyeron por un tiempo pero nunca dejaron de observar todo con atención y antes de meterse en la cesta se escabulleron.

Para terminar me dirijo al señor Conde, no creo que lea estas líneas, pero por si se da el caso. A mí mo me paga nadie, escribo esto porque me nace. Lo digo porque es proclive a pensar que todo el que escribe cosas de usted, si no le gustan, ha sido remunerado por aquellos que conspiran contra su persona. Lo escribo porque me ha defraudado. Muchos pensarán que fui un iluso y que nunca debí creer lo que decía. Puede que tengan razón. No obstante sigo pensando que tiene palabras acertadas y sabias y que si alguien las aplicara a este país le iría mejor. Pero no creo que usted sea la persona más indicada para tratar de aplicarlas. Y no lo creo porque usted no es una persona que vaya de frente. Sólo hay que ver su participación en el programa 12 mujeres sin piedad para darse cuenta de que no es honesto. Como dijo un periodista: el mensaje es válido, pero el mensajero no es de fiar. Considero que era una persona válida para encabezar el nacimiento de un movimiento cívico, alejado de las urnas. Tengo la certeza de que esa nunca fue su intención, por un momento lo creí pero los hechos son los que son y está claro que no van por ahí sus intenciones. Le deseo suerte con su proyecto, pero tengo por seguro que el fracaso será rotundo.

PD. Muchos dicen que Mario Conde es masón, lo ignoro. Pero si alguno de mis lectores es amante de la simbología es probable que en estas imágenes, vea un seis o más de uno…

Es la misma imagen, a la izquierda está la original, a la derecha la imagen que reflejaría un espejo.

EDITADO: Me comenta una lectora que el puede que tenga que ver con el trisquel de la cultura celta. Similares son, no obstante, hay logias que tienen como denominación el trisquel. Lo miren por donde lo miren, si quieren sacar punta pueden. Yo me limito a señalarlo.

14 comentarios en “Mario Conde. El encantador de serpientes que me desencantó.”

  1. Hay mucha falsedad sobre este tema en particular. He leido auténticas barbaridades sobre el asunto y siempre me ha parecido indignante que haya quien se atreva a opinar sin tener la más remota idea. CONDE NO SAQUEÓ NINGUNA CUENTA BANCARIA según sentencias del TRIBUNAL DE DERECHOS HUMANOS DE ESTRASBURGO. NO ROBÓ NI UNA SOLA PESETA DE LOS SEISCIENTOS MILLONES POR LO QUE FUE ACUSADO Y SENTENCIADO. Así lo dijeron las cuentas suizas donde fuera el dinero supuestamente robado por él. Pobre aquel ignorante que piense que en las altas esferas todo funciona de acuerdo a la legalidad y a la buena fe.

    1. Bueno, digamos que tiene Ud razón. Entonces, argumentando con otras palabras de este post – por qué no se rebelaron NUNCA los demás? Porque se callaron y aceptaron sus condenas sin más? Por qué no formaron un movimiento encabezado por Mario Conde llamado: “Recuperación de la justicia en Espaňa”??… Tb estuve encantada con el Sr.Conde, pero me escapé a tiempo de la cesta…

  2. Reconozco mi absoluta ignorancia en este tema, Fran. Tendré que leerme la sentencia y estudiarmelo un poco antes de responder con algo de conocimiento. No obstante, tu exposición no puede ser más clara y a mí, que la he leído sin prejuicio alguno, me ha gustado.

  3. El logo es el trisquel de origen celta que tiene mucho sentido dada su condición de gallego,por ejemplo my nada q ver con la masonería , forma parte de todas las ornamentteciones arquitectonicas desde el prerromanico

  4. Sí ha habido un símbolo esotérico esclarecedor de la pantomima de Conde, fíjate en la foto de la votación que trascendió a la prensa, por ejemplo esta que publicó la Gaceta, ambas señoras a los lados de Conde, su esposa y la de Movilla creo, han invertido el SI por un IS leyendo ISIS, la diosa egipcia, representante del poder del faraón, y a quien Conde parece dedicarle la actuación.
    http://www.intereconomia.com/sites/default/files/portadas/201210/lagaceta_portada_20121007.pdf

    1. Yo veo uno de los sies mas bien en horizontal,lo de remontarse a los faraones me parece bastante rebuscado……habria que buscar el significado en todos los logotipos de los partidos, seguramente encontrariamos hasta jeroglificos para descifrar…..por que se le descalifica de esta manera?……..no sera que la “casta politica”le teme?

  5. Pues lo que apunta María sobre el supuesto ISIS es pura conspiranoia. Yo creo que simplemente se han confundido. Pero aunque existieran símbolos masónicos, que supongo que haberlos haylos ya que pertenece o perteneció a la Masonería (concretamente parece que llegó hasta el grado 33), no veo qué tiene de malo que pudiera pertenecer a esa organización. Tenemos medio gobierno en el Opus y otro medio probablemente Masón o perteneciente al Club Bilderberg.

    1. Gracias por tu post, yo como tu le empeze a observar sin ideas preconcebidas, leyendo sus blogs desde el 2009 pude hacerme una idea de su personalidad y entender el porque de los hechos importantes de su vida, tendencias dominantes en su personalidad: megalomania, autoritario, (no soporta que le lleven la contraria, nadie lo hace en su entorno), la mentira es su arma de violencia, ruin, inmoral aunque presuma de amoral, paranoico, obsesivo -Bono dio en la diana cuando dijo que era un ser desiquilibrado- y tremendamente supersticioso. De hecho desde que una astrologa le dijera que le veia con un puesto en un gobierno regional ha encaminado sus pasos en esa direccion. Recuerdo desde el 2009 su insistente y descarada promocion de Galicia en sus blogs, cuando jamas le habia importado un comino, muchos foreros vimos el trasfondo politico.(Por cierto habia que madar copia de DNI para participar)
      Es mas, en una de sus biografias de picaro, recomienda a alguien que quiere entrar en politica que comience por su region, para tener votos asegurados.
      Las biografias del realismo fantastico de este Lazarillo de Tormes contemporaneo, aunque escritas hace una decada en la carcel, las publica en el momento oportuno de su ”reconquista” particular. Todo concuerda y obedece a un plan preestablecido.
      Algo hay que reconocerle, cumple una funcion social, nos entretiene y pone en tension al gobierno y los politicos. Pero recordemos que el era parte del sistema que critica, y le hecharon por querer liderar dicho sistema, aunque el diga lo contrario.

  6. Pues………bueno es Bono………..como para fiarse de su criterio.
    Si fuera una persona desequilibrada,no hubiera aguantado la cárcel,como pretendían unos cuantos, que su deseo era quitàrselo de en medio.Igual que lo que quieren ahora.

  7. Gracias. Leed el retrato demoledor que ofrece Jose Donis sobre Mario Conde, os puede interesar ya que ahonda bastante en las peculiaridades y contradicciones que ha notado este joven bloguero en tan poco tiempo de observar las acciones del telepredicador Conde.

    http://www.diarioelaguijon.com/noticia/6496/Jose-Donis-/Mario-Conde-y-la-resurrecion-de-Lazarillo-y-3.html
    http://blogs.periodistadigital.com/politicamenteacorrecto.php/2012/09/28/mario-conde-un-viaje-en-el-tiempo-2-
    http://www.diarioelaguijon.com/noticia/5895/Jose-Donis-/Mario-Conde.-Un-viaje-en-el-tiempo-1.html

  8. Efectivamente, a ciertas edades, ya no se necesitan héroes; probablemente, lo que se necesita es que le dejen a uno en paz. Sin embargo, no creo que la sentencias y la pruebas en lo juicios de este hombre sirvan de argumento para opinar de él Hay cosas interesantes en YouTube, escarba. En este país de mediocres es lo que hay. Yo lo único que tengo claro es que no volveré a votar jamas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s