¡Despierta España!

Está cantado, ahora más claro y alto que antes. España va a pedir el rescate. España será rescatada y vendrá una apisonadora llamada Troika a destrozar lo poco que queda por destrozar.

Siempre he sido algo romántico y ahora que veo tan cerca la boca del lobo, antes la veía cerca pero ahora ya puedo olerle el aliento a la bestia, me resisto a hacerme a la idea. Tengo la vana esperanza que alguno de los dirigentes que han sido elegidos por el pueblo español diga: “¡Esperad un momento! Las cosas no tienen porqué ser así.” Y el dirigente se arremangara de verdad, e hiciera arremangarse a todos esos que están ahí pero que parece que no saben ni porqué ni para que están y se pusieran a hacer la cosas bien de una santa vez. Que en lugar de minar la confianza de los españoles día a día consiguiera que poco a poco volviéramos a creer en nosotros mismos. Que dijera: ¡Despierta España, levanta la cabeza y cómete el puto mundo, si no alguien que tenga más hambre y más ganas que tú vendrá y se lo comerá y tu te morirás!” Es probable que la falta de ese instinto depredador es lo que nos ha sumido en esta crisis tan brutal, lo ignoro y ahora mismo no tengo ganas de planteármelo. Simplemente estoy escribiendo.

Escribo lo que me gustaría que ocurriera, pero soy perfectamente consciente de que no va a ocurrir, y que si ocurriera esa persona sería inmediatamente desacreditada por su pasado. Y es que en esta España del 2012 no hay un solo personaje público que esté inmaculado. Unos porque llevan en el poder más años que Matusalén, otros porque sus inicios están forjados en el partido de turno y están donde están porque han sabido hacer la pelota y comer el rabo mejor que el que estaba a su lado. Pocos están por sus méritos y los que están siempre quedan relegados a un segundo plano. Y cuando salen al primero plano los pelotas y chupópteros se encargan de desacreditarles, a través del servil medio de comunicación de turno, para medrar y ocupar su lugar. Así se ha degenerado nuestra casta política. Por si fuera poco los que se suponen que deben hacer oposición miran hacia otro lado y hacen la vista gorda, no vaya a ser que lo que le hagan al que está en el poder se lo hagan luego cuando ellos lo alcancen.

En definitiva no hay nadie en el panorama político actual que pueda llevar a cabo mi romántica idea, nadie nos dirá eso de “Despierta España”. Seremos rescatados y la Troika vendrá, arrasará con todo, cobrará lo que se le deba y no volverá a crecer la hierba durante muchos años. El panorama es desolador. Lo más triste de todo es que sabiendo el potencial que tiene este país cuando está unido, muchos prefieren seguir divididos, esperar que vengan otros que lo estropeen todo más, y entonces sacar ellos su tajada. Esos muchos son auténticos carroñeros, ignorantes de que, cuando eso que esperan, ocurra, ya no habrá ninguna tajada que sacar, y que tanto los que ansiamos una unión como los que la rechazan quedaremos unidos durante mucho tiempo. Unidos en la miseria.

Para no acabar de una manera tan dramática tan sólo quiero decir una cosa más. Somos capaces de mucho más de lo que creemos, el reto es ese, creérselo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s