El invento del siglo.

No me lo puedo creer. No me puedo creer que la noticia que he leído esta tarde haya pasado desapercibida, al menos de momento. Una empresa española, vasca para ser más específicos, ha inventado la cama ¡¡que se hace sola!! ¿Podéis imaginar un invento mejor? Mi novia tiene claro que sí, “un invento que vaya a trabajar por mí”, me ha contestado a esa misma pregunta. Tiene razón, pero hasta entonces…

No hay cosa que de más pereza que hacerse la cama, para los que no tenemos perro claro, eso de bajar a pasear al perro tres veces al día debe ser torturador, tanto en invierno como en verano… pero tener perro es una elección, hacerse la cama no.
Desde pequeñito me enseñaron que hacerse la cama es obligatorio, “¿Te has hecho la cama?” Creo que es una de las preguntas que más odio del mundo. Y claro uno se acostumbra, hace la cama aunque no le guste o le de pereza, porque le han enseñado que dejar la cama sin hacer es una guarrada, es desaseado y que total estirar las sábanas y poner la almohada recta no es para tanto.
¿No es para tanto? ¡Y una leche! Un sábado que te levantas perezoso a más no poder es una tortura hacerse la cama. Un lunes después de haber estado moribundo todo el domingo en la cama, consecuencia de un sábado de juerga eterna no es tortura, son trabajos forzosos; es como si las sábanas estuvieran pegadas al colchón, no sabes si porque pesan mucho o por alguna otra razón que has borrado de tu mente y no quieres recordar… No es para tanto dicen…
Pues bien, ¡eso se acabó! A unos señores se les ha ocurrido el modo de no tener que hacerse la cama nunca más, el cacharro coloca las almohadas y todo. Te puedes dar el lujo de levantarte, hacerte la cama y después tirarte encima de ella y deshacerla. Después de eso normalmente viene el grito de tú madre o pareja ¡No te tires en la cama, acabo de hacerla! Nunca más. “Tranquila mamá, le das al botón y se hace sola”. A mí, personalmente, me encanta tirarme en la cama, y si está recién hecha, es como que da más gusto. Ahora puedes hacerlo hasta el infinito sin plantearte antes de tirarte, “no macho, no te tires que luego la tienes que hacer otra vez”, o sin que después de rebozarte y estirarte como un mono encima de la cama se escuche una reprimenda materna o conyugal por deshacer lo que estaba recién hecho.
Un invento cojonudo este de la cama automática, y quien diga lo contrario o es masoquista o es un cerdo que le gusta acostarse en una cama sin hacer (para mí es algo descabellado, llamadme finolis o como os de la gana, pero yo antes de acostarme, si la cama está sin hacer la hago). También puede ser un vago que no sabe que es hacerse la cama porque se la han hecho toda su vida, afortunado él, desafortunada la persona que está esclavizada haciendo una de las tareas más engorrosas de la historia de la humanidad.

Dicho lo cual, y para que veáis que no voy de farol, os dejo el video de la demostración de como funciona lo que para mí es el mejor invento del siglo, ni Iphone ni gaitas, cuando un teléfono sepa hacer la cama entonces podremos discutir seriamente, hasta entonces, me pongo a sus pies señores de OHEA.

Pd. Si les ha gustado este post espero que se acuerden de mí y me regalen un invento de los suyos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s